Jamones

¿Sabes cuál es el origen del “Cerdo Ibérico”?

En Dehesa del Conde te contamos el origen del Cerdo Ibérico; animal representante de una población prehistórica originaría de la zona central y meridional de la Península Ibérica.

Durante el transcurso de la historia se ha denominado a estos cerdos de diferentes maneras, “Cabeza de topo”, “Raza del Alentejo y Raza Española” “Patas cortas” “Orejas grandes y caídas”  “cerdo Románico” pero no es hasta el año 1856 cuando un veterinario Francés Andrés Sansón nombra como especie propia a la “raza Ibérica” dentro de una agrupación de 19 especies que habitan la Península Ibérica y otras zonas de la Europa Meridional pero ya diferenciando al cerdo que vive en la Península ibérica.

Desde sus orígenes se han detectado diferencias considerables tanto en el color como en el pelaje de las diferentes poblaciones de cerdos dependiendo de la zona concreta donde habitan tales como el Alentejo Portugués, Extremadura o Andalucía, de hay viene lo que ahora se consideran sub razas del cerdo ibérico (Retinto Extremeño de pelo más largo y rojizo, Lampiño mucho más negro y con un pelo muy corto casi inapreciable, Manchado de Jabugo, negro Entrepelado, etc…)

Un dato curioso es que la palabra “ibérico” no se popularizo hasta bien entrado el siglo XX y no aparece en ningún documento oficial Español la denominación de raza ibérica para nuestros cerdos hasta el 1958 que aparece en Boletín oficial del Estado.

El uso del nombre “Ibérico” que ahora nos parece tan común para definir a esta especie es algo bastante reciente.

Regresar a la lista